Una bicicleta para África, creando una granja sostenible

[email protected] niñ@s en Senegal nos pedían bicicletas y sentí que era fácil poder mandarles un contenedor y darles esa alegría, pues aquí en Tenerife hay muchas familias que sus niñ@s ya no las usan, pero Ngor nos confronta con una realidad que nuestra mentalidad europea no se esperaba. - ¿Sabes cuánto les van a durar las bicis cuando sus padres no tengan para darles de comer? Nuestro proyecto UNA BICICLETA PARA ÁFRICA fue el motor que nos hizo ponernos en marcha y plantearnos de que manera apoyarles en su economía para que no tuvieran que vender las bicicletas.

Conocer más acerca de este proyecto

El significado de África Guimanam...

África tiene una canción para mí,
para ti... Para cada [email protected] de [email protected]

África es una explosión de vida, de tierra, fuerza, raíz, colores, olores, alegría, música, ritmo, movimiento...

Si alguna vez estuviste en África sabes bien de lo que estamos hablando. Si aún no has estado puede ser que África te esté llamando con un canto ancestral de conexión con la vida, con el momento es ahora, somos tribu y vamos [email protected] hacia adelante y sin mirar atrás.

Africa nos canta una canción que nos conecta con esa, nuestra propia canción y a ritmos de tambores, las caderas en movimiento nos mantienen despierta el alma que recuerda, entonces, que la fuerza, el amor y la alegría vienen de dentro.

Bebé africano tocando el tambor

Las circunstancias actuales hacen necesario promover actividades que fomenten la alegría, la fuerza, la confianza en la vida, el empoderamiento, la ligereza y el disfrute y que a la vez, promuevan la convivencia intercultural con el fin de prevenir la intolerancia por motivos racistas y con los objetivos de promover la libertad, la igualdad y de visibilizar la riqueza que aporta a nuestra sociedad la diversidad de creencias y de culturas en un contexto de libertad.

En este sentido, entendemos el Arte como un medio para entender la realidad, pero también una vía para transformarla.

Tenemos mucho que aprender de nuestros hermanos africanos, así como de otras culturas, que pese a las dificultades, mantienen intactas sus ganas de reír y celebrar la vida.